Niágara, la Marylin de la naturaleza

/
La película Niágara (1953), dirigida por Henry Hathaway y protagonizada por Marilyn Monroe en un inédito papel de femme fatale, fría, calculadora y extremadamente bella, no es tan solo un tórrido melodrama pasional que catapultó al éxito a esta inolvidable actriz en un registro nuevo para ella, alejado del papel de rubia tonta al que estábamos acostumbrados a verla. Resultan absolutamente memorables, por ejemplo, la secuencia en que la Monroe baila embutida en un ajustadísimo vestido rojo, su canturreo entre susurros y el espectacular suspense de su persecución.La película Niágara (1953), dirigida por Henry Hathaway y protagonizada por Marilyn Monroe en un inédito papel de femme fatale, fría, calculadora y extremadamente bella, no es tan solo un tórrido melodrama pasional que catapultó al éxito a esta inolvidable actriz en un registro nuevo para ella, alejado del papel de rubia tonta al que estábamos acostumbrados a verla. Resultan absolutamente memorables, por ejemplo, la secuencia en que la Monroe baila embutida en un ajustadísimo vestido rojo, su canturreo entre susurros y el espectacular suspense de su persecución.

La gastronomía y sus sentidos

/
Que se lo pregunten a los grandes gurús de la gastronomía mundial: Ferrán Adriá, Pierre Gaiganaire, Heston Blumenthal, Thomas Keller o el propio Matsuhita. La innovación gastronómica nos propone nuevas combinaciones de sabores, nuevas formas de servir y texturas cada vez más asombrosas porque es precisamente este su propósito: sorprender con nuevas experiencias, redescubrir el disfrute del acto alimentario, esquivar lo conocido, saborear no solo cada bocado, sino la vivencia misma del comer.Que se lo pregunten a los grandes gurús de la gastronomía mundial: Ferrán Adriá, Pierre Gaiganaire, Heston Blumenthal, Thomas Keller o el propio Matsuhita. La innovación gastronómica nos propone nuevas combinaciones de sabores, nuevas formas de servir y texturas cada vez más asombrosas porque es precisamente este su propósito: sorprender con nuevas experiencias, redescubrir el disfrute del acto alimentario, esquivar lo conocido, saborear no solo cada bocado, sino la vivencia misma del comer.

Madera de blog

/
Inauguramos nuestro blog: este es, por tanto, el primer post publicado. Y os preguntaréis: en una blogosfera con unos 75 millones de blogs, en la que se publica aproximadamente un post cada 17 segundos, ¿tiene realmente algo nuevo que aportar el de Dpila?Inauguramos nuestro blog: este es, por tanto, el primer post publicado. Y os preguntaréis: en una blogosfera con unos 75 millones de blogs, en la que se publica aproximadamente un post cada 17 segundos, ¿tiene realmente algo nuevo que aportar el de Dpila?

Sami: la etnia del frío

/
Olof Nystad, el pastor de renos, sabe que el suyo es, sin duda, uno de los trabajos más peligrosos de la Tierra. A treinta grados bajo cero sobre el abismal y solitario blanco del Ártico, la supervivencia desplaza cualquier otra prioridad y la naturaleza te abraza como un dios omnipotente, deslumbrante e hipnótico a la vez que traicionero.Olof Nystad, el pastor de renos, sabe que el suyo es, sin duda, uno de los trabajos más peligrosos de la Tierra. A treinta grados bajo cero sobre el abismal y solitario blanco del Ártico, la supervivencia desplaza cualquier otra prioridad y la naturaleza te abraza como un dios omnipotente, deslumbrante e hipnótico a la vez que traicionero.

Esencia personal

/
Oler bien es importante. Escoger nuestra fragancia personal y proveernos de un aroma duradero y agradable, que combine con nuestra personalidad, puede ser un factor diferencial determinante con criterios de elegancia, atractivo e, incluso, ascendencia en los demás. En mayor o menor medida todos somos conscientes de ello, pero ¿dónde y cómo debemos perfumarnos?Oler bien es importante. Escoger nuestra fragancia personal y proveernos de un aroma duradero y agradable, que combine con nuestra personalidad, puede ser un factor diferencial determinante con criterios de elegancia, atractivo e, incluso, ascendencia en los demás. En mayor o menor medida todos somos conscientes de ello, pero ¿dónde y cómo debemos perfumarnos?