Gel hidroalcohol y Sol

Concienciados en Dpila como estamos, de los problemas que puede conllevar una mala exposición solar en nuestra piel, hemos considerado importante abordar un tema del que se está tratando mucho.

La actual pandemia ha generado ríos de tinta en mil y un aspectos, hasta la fecha desconocidos para todos nosotros.

Uno de ellos, es el uso (o el mal uso) que se está haciendo de los geles hidroalcohol para la desinfección de las manos. Y a raíz de él, las diversas informaciones una vez más contradictorias, que se están escuchando.

Con la llegada del verano, hay voces que afirman que la aplicación de este tipo de geles, con una concentración de alcohol del 60 al 85%,  puede provocar quemaduras tras la exposición al sol.

Para intentar llegar a una conclusión clara al respecto, hemos atendido a las indicaciones ofrecidas por la Asociación Española de Dermatología y Venereología, como una de las fuentes más fidedignas en este asunto.

En este sentido, dicha asociación hace especial hincapié en la acción secante que tienen estas soluciones hidroalcohólicas. Por ello resulta fácil que se  provoquen irritaciones en la zona, con un aumento significativo conforme se abusa de su uso.

Para prevenir dichos efectos, resulta necesario aplicar cremas emolientes (hidratantes que refuerzan la función barrera de la piel) y protectores solares cuando proceda, siempre libres de alcohol añadido.

Por otro lado, hay que señalar que no se han evidenciado reacciones fotosensibilizantes,  ni quemaduras por la exposición solar ni el aumento de temperatura. Con todo, también se señala que quienes sean propensos a irritaciones cutáneas tipo psoriasis o dermatitis atópica, sí obserbarán nuevamente irritaciones excesivas por el uso de dichos geles si hay exposición al sol.

Es por ello, que dentro de nuestros tratamientos de brazos en los cuales incluimos manos, no aconsejamos el uso de este tipo de soluciones hidroalcohólicas, como medida de precaución.

En cualquier caso, no hemos de olvidar que el mejor método de desinfección por su poca agresividad, es el lavado correcto de manos y antebrazos con jabón durante más de 30 segundos. Tan sólo conlleva una precaución, dar lugar a un secado concienzudo para evitar también problemas irritantes y nuevamente, el uso de cremas hidratantes.

Aclaradas así las dudas de si exponer nuestras manos al sol tras la aplicación del gel puede o no provocar quemaduras o manchas, ya sabemos que su rápida acción secante lo hace improbable. Si bien con todo, conviene utilizar cremas emolientes que nos protejan de reacciones y renueven la barrera de la piel, ante la agresividad de estos geles.

Independientemente de todo esto desde Dpila, seguimos incidiendo en la importancia del uso adecuado de los protectores solares en épocas veraniegas como una forma más de cuidado de nuestra piel y el mejor método para evitar enfermedades graves a largo plazo.

Si quieres saber más a este respecto, te emplazamos a nuestro artículo:

https://www.dpila.com/nuestro-enfoque/cremas-solares-guia-rapida-saber-utilizarlas/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *