La importancia de la Dermometría Óptica en depilación láser

Depilación Láser y Depilación IPL con Dermometría óptica

La Dermometría óptica, es decir el control dermatológico previo a la realización de la sesión, se hace imprescindible en épocas de sol, como en la que ya estamos, para la realización de tratamientos de Depilación Láser o Depilación IPL.

Es inconcebible que en la actualidad, rodeados de adelantos tecnológicos, los centros de Depilación Láser y Depilación IPL sigan corriendo riesgos con sus clientes en el momento de elegir los parámetros del tratamiento que van a realizar. Y especialmente, en la configuración del pulso de energía para los distintos tipos de piel y de pelo. Se hace imprescindible su minimización.

Cualquier profesional que realiza tratamientos de fotodepilación es consciente de los riesgos implícitos que acarrean, como las quemaduras de primer y segundo grado, consecuencia de una equivocada apreciación de los niveles de absorción de la piel al tipo de luz utilizado por el equipo. Y consecuentemente de la dificultad de elegir correctamente qué parámetros hay que seleccionar en los equipos.

La Dermometría óptica es un modo de realizar la Depilación Láser y la Depilación IPL que minimiza estos riesgos a la vez que permite un correcto ajuste de los equipos.

Todos los individuos, e incluso las distintas zonas de su cuerpo, reaccionan de distinta manera a cada tipo de fotodepilación. La piel portadora del gen MC1R, uno de los implicados en la pigmentación y capacidad de bronceado, conlleva inherentemente los riesgos imprevisibles mencionados más arriba.

La pigmentación es la consecuencia principal de dos pigmentos producidos por los melanocitos, la eumelanina con su color marrón oscuro a negro y la feomelanina de color entre el amarillo y el rojo. Las cantidades relativas de ambos determinan los niveles de absorción de la piel en cada caso. El ojo humano no es capaz de determinar estas cantidades y se hace preciso la utilización de un equipo de medición para su cuantificación, el Analizador óptico VF11, lo que determinará los parámetros correctos en un tratamiento de fotodepilación (Depilación Láser o Depilación IPL)

En un proceso de bronceado, las proporciones de melanina y eritema en la piel cambian desde el día cero hasta el quince. El eritema tiene su máximo en el día cero y disminuye en el tercer día. En cambio, la cantidad de melanina empieza a aumentar el día tres para hacer un máximo el siete y reducirse a partir del quince. Es fácil de entender que estos cambios, tremendamente difíciles de cuantificar por una simple inspección visual, hacen imprescindible la realización de tratamientos de fotodepilación con Dermometría óptica con la ayuda del Analizador óptico VF11.

Por todas estas razones, en Dpila hacemos Depilación LÁSER y Depilación IPL con Dermometría óptica. Algo que todo usuario debería exigir cuando acude a cualquier centro a realizarse un tratamiento de fotodepilación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *