Vacaciones exóticas… sin salir de España

Las vacaciones constituyen ese periodo de desconexión y regeneración mental y física imprescindible para rendir al máximo durante el resto del año. Por eso, elegir el destino vacacional idóneo es fundamental. Te proponemos algunas ideas originales al respecto, dentro de nuestras fronteras.

¿Qué vas a hacer en vacaciones? ¿Ya has elegido adónde vas a irte? ¿Todavía tienes dudas o prefieres esperar hasta el último momento? Afortunadamente, las posibilidades existentes en España son numerosas y variadas: desde las playas cálidas y festivas del Mediterráneo hasta las hermosas costas del Cantábrico o el Atlántico, desde el turismo de montaña a los retiros en esos pueblos increíbles de nuestra geografía, pasando por las vacaciones isleñas, el turismo cultural y el deporte de aventuras. España es un paraíso turístico, es innegable. Sin embargo, en ocasiones, necesitamos hacer algo diferente a lo habitual, original y seductor, para romper definitivamente con ese grave riesgo para la salud que es la rutina.

Por eso, hemos decidido reunir en este post algunas fórmulas innovadoras para hacer turismo… sin salir de España.

¿Te gusta la naturaleza? ¿Te encantaría fundirte con su flora y con su fauna, mimetizarte con ella como si fueses un camaleón? En tal caso, Les Cols Pavellons debería ser tu hotel estas vacaciones. Situado en Olot, en Girona, destaca porque sus habitaciones se encuentran completamente acristaladas en medio de la naturaleza. Por ello constituye un observatorio fabuloso de la vida al aire libre. Acostarse en la cama mirando el cielo estrellado, o advertir al despertar un ardilla mirándonos con ojos curiosos, resultan experiencias memorables.

Como también lo es hacer realidad uno de esos sueños de infancia que la mayoría hemos tenido alguna vez: vivir en una cabaña encima de los árboles. Existen actualmente diversas posibilidades para disfrutar de esta experiencia de altura, al estilo de los Robinsones suizos. Cabanes als Arbres —en la sierra del Montseny y a 84 kilómetros de Barcelona—, Cabañitas de Carmen —A Coruña—, Basoas Suites y Agroturismo Mari Cruz —en Navarra— y Cabañas en los Árboles de Extremadura, entre otras, ofrecen la posibilidad de disfrutar de esa vivencia especial que supone alojarse en la copa de los árboles.

En Ciudad Real se encuentra otro hotel ciertamente carismático, no apto para animalistas, pues se ubica en la plaza de toros de Almadén. Lo que fueron en su día viviendas independientes situadas en la propia plaza se han transformado en preciosas habitaciones que, en temporada taurina, permiten asistir también a las corridas de toros.

Asimismo son alojamientos singulares el futurista Silken Puerta América de Madrid, las Cuevas Pedro Antonio de Alarcón, en Guadix (Granada) —que fusionan lo agreste de una cueva con las comodidades propias del siglo XXI—, y el original Semáforo de A Coruña, en la Costa da Morte, que replica el famosísimo faro de Finisterre, antiguo puesto de vigilancia militar, primero, y base meteorológica después.

Como ves, no todo son resorts, casas rurales con encanto o apartamentos acolmenados en grandes bloques de hormigón. Quién sabe, quizás algunas de estas ideas te permitirán disfrutar de esas vacaciones inolvidables que todos deseamos.

¿Te apuntas a un veraneo exótico… sin salir de España?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *