Dpila apuesta por la tecnología (I)

Tecnología y confianza

La evolución del sector de la fotodepilación en estos últimos años (depilación láser y luz pulsada intensa—ipl), potenciada en buena parte por la crisis económica que sufrimos, ha dejado un escenario comercial tremendamente segmentado: el usuario dispone ahora de una gran variedad de establecimientos donde poder acudir. Así, esta actividad ya no está exclusivamente en manos de profesionales del sector médico, antes al contrario: el equipo profesional de la mayoría de estos establecimientos no guarda ninguna relación con él.

 

Destaca sobremanera, por ejemplo, la innumerable cantidad de peluquerías que, a precios relativamente bajos, ofertan tratamientos de fotodepilación; así como la ingente proliferación de negocios franquiciados que, sin formación técnica ni médica adecuadas, se lanzan a esta aventura motivados, casi siempre, por meros criterios de rentabilidad. Por lo general, estos establecimientos cuentan con criterios técnicos dudosos y carecen de una base profesional, lo cual se ve agravado por los objetivos puramente económicos que mueven al franquiciador. Si a este panorama comercial le añadimos la gran variedad de tecnologías y precios existentes, ¿en quién se debe confiar para iniciar un tratamiento de fotodepilación con láser o luz pulsada intensa?, ¿y para cambiar de centro a consecuencia de unas expectativas no cumplidas?

En Dpila siempre hemos trabajado en esa dirección: la de obtener la confianza mediante una labor sostenida de innovación tecnológica. De hecho, acabamos de desarrollar un equipo de análisis y diagnóstico de asistencia a la fotodepilación para láser y luz pulsada intensa (IPL): el Analizador Óptico VF11, cuya última versión culmina diez años de esfuerzo —no sin algún fracaso— materializando y puliendo la piedra angular de nuestro Sistema Tuttor. Diez años en los que hemos atendido al público discretamente, con un alto grado de satisfacción —y también, cómo no, con esporádicos casos de insatisfacción que no se han podido evitar—, recopilando y estudiando los tratamientos realizados y proporcionando una formación específica constante a nuestro equipo.

Nuestro Analizador Óptico VF11 es una plataforma que realiza mediciones personalizadas y objetivas de los niveles de absorción de la zona a depilar, al tiempo que cuantifica las concentraciones de cromóforos (melanina, hemoglobina, agua…) del tejido a tratar. Es rápido, no invasivo y absolutamente libre de efectos secundarios. Su finalidad es analizar la zona a depilar antes de todas y cada una de las sesiones, con el propósito de definir adecuadamente la dosificación de energía de cada tratamiento. Esta plataforma permite además, si el cliente lo demanda, realizar un diagnóstico de la idoneidad —para su caso particular— de las distintas tecnologías que hay en el mercado.

En consecuencia, todos los clientes de Dpila van a disponer sin coste añadido alguno de este Analizador Óptico VF11, el cual ya se puede ver en nuestros tres centros de Zaragoza y, muy pronto, en todos los demás.

4 comentarios
  1. Amaya Diaz
    Amaya Diaz Dice:

    Quisiera saber si hay alguna técnica aplicable para el vello facial con resultados efectivos. Me preocupa el tema de la rasuración y también saber la incidencia del sol al ser una zona visible.

    Responder
    • Dpila
      Dpila Dice:

      Estimada Amaya:
       
      Te agradecemos la confianza que depositas en nosotros al darnos la oportunidad de contestar a estas tres certeras cuestiones, de gran importancia en un tratamiento facial de depilación láser o de luz pulsada intensa (IPL).
       
      Tanto en el hombre como en la mujer, la zona facial siempre aporta un vello difícil de eliminar ya que es una zona muy condicionada por variaciones y cuestiones hormonales, además de generar un vello de morfología distinta al del resto del cuerpo. Según nuestra experiencia se trata de la zona del cuerpo que requiere mayor número de sesiones. Aconsejamos utilizar tecnología láser y más concretamente de pulso variable, pero la probabilidad de obtener buenos resultados es algo incierta.
       
      Con respecto al rasurado, por el momento, no tenemos constancia de que exista ninguna evidencia documentada, ni médica ni científica, que avale la creencia de que el rasurado provoca un posterior crecimiento del pelo, más fuerte y abundante. A pesar de ello, entendemos que es una cuestión que siempre crea controversia. Nuestra indicación, previa al tratamiento, sería no tocar el pelo de la cara cuando es fino y poco pigmentado, y el más grueso cortarlo con tijera antes de la sesión (nunca con cuchilla).
       
      Con respecto a la incidencia del sol debemos distinguir dos situaciones: la exposición previa al tratamiento y la exposición posterior al mismo.
       
      La exposición voluntaria o involuntaria al sol, previa al tratamiento, provoca aumentos desaconsejables en los niveles de absorción de la piel de esa zona. Lo que exige tener que hacer ajustes de configuración en los equipos, con el propósito de reducir el nivel de energía del láser que absorbe la piel para minimizar los riesgos de lesión o quemadura. Si estos ajustes llegasen a sus umbrales críticos, darían lugar a tratamientos totalmente ineficaces, en cuyo caso desaconsejaríamos iniciar o continuar con los mismos.
       
      Por otro lado, las exposiciones al sol posteriores a tratamientos en la cara o en cualquier otra zona, tampoco son recomendables y por lo tanto, y más en la zona facial, conviene tomar las medidas adecuadas de protección solar y evitar la exposición.
       
      De cualquier forma, te invitamos a acudir a cualquiera de nuestros centros si deseas más información sobre cualquiera de los puntos tratados o de cualquier otro que consideres oportuno.
       
      Un cordial saludo.

      Responder
  2. Laura
    Laura Dice:

    Hola, Me gustaría saber si es verdad que en pieles oscuras no es posible realizar la depilación con luz pulsada Ya que es lo que me han dicho en otro centro. Muchas gracias

    Responder
    • Dpila
      Dpila Dice:

      Estimada Laura:
       
      Gracias por darnos esta oportunidad, aunque nuestra respuesta no va a ser muy concisa, ya que creemos que lo honesto es decirte que depende de muchas cuestiones. Nosotros consideramos que sí se puede hacer, pero el hecho de tener la piel muy pigmentada acarrea inconvenientes que conviene tener claros y que condicionan el resultado del tratamiento, tanto para los láseres como para la luz pulsada.
       
      Algunos factores determinantes a tener en cuenta serían los siguientes:
       
      – Tratar pieles muy oscuras exige tener que configurar convenientemente la energía del disparo para no dañarlas, lo que puede llegar a reducir la eficacia del tratamiento en el pelo.
       
      – No todos los IPL son iguales, ni tampoco las pieles. De tal modo que hay que evaluar el binomio “características de piel – equipo IPL” para poder argumentar la idoneidad o no del equipo. Y además, habría que tener en cuenta el coste del tratamiento para valorar convenientemente los resultados esperados.
       
      – No sería lo mismo que tu piel tuviera un índice de absorción de energía de 40, que lo tuviera de 60 o incluso de 80.
       
      La valoración exacta de tu piel determinaría casi definitivamente la idoneidad o no del tratamiento.
       
      En definitiva, el resultado del tratamiento dependerá de muchos factores, pero sobre todo del estado de tu piel en el momento de la sesión, del tipo de IPL utilizado y por supuesto del tipo de pelo que se tenga. Esto exigiría realizar un análisis exhaustivo de tus características concretas en el momento de la depilación.
       
      Con todo, creemos que en principio sí puede ser valorada la opción de realizar un tratamiento con luz pulsada intensa (IPL) en el caso de tener la piel oscura. Claro está que faltaría por aclarar y cuantificar otros aspectos importantes de tu caso concreto y, por supuesto, tener muy claro cómo hay que configurar el equipo de depilación para minimizar riesgos de quemadura en la piel y maximizar los efectos deseados en el pelo.
       
      Un saludo

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *