Depilación láser: ¿de qué depende el resultado?

En cualquier técnica humana resulta muy valioso conocer a priori cuáles son los elementos que inciden en su resultado. En el caso de un tratamiento de depilación láser o con luz pulsada intensa, existen dos tipos de factores condicionantes: los personales y los técnicos.

Respecto a los primeros cabe decir que, siendo inherentes al individuo que va a recibir el tratamiento, establecen el ámbito de actuación para la aplicación del mismo. El otro tipo de factores, los técnicos, son los que podemos controlar y trabajar para mejorar los resultados. Se dividen, a su vez, en cuatro grandes grupos: medición y análisis de la piel y el pelo, características del aporte energético, tipología de la sesión y frecuencia entre sesiones.

MEDICIÓN Y ANÁLISIS DE LA PIEL Y EL PELO

Analizar la piel con un equipo de medición apropiado permite evaluar cómo va a tolerar la energía recibida. Ya hemos explicado que existen muchos aspectos individuales que determinan comportamientos diferentes entre pieles, sesiones, zonas corporales y momentos concretos. No es conveniente, por ello, aplicar parámetros estandarizados: tomar medidas específicas antes de cada sesión favorece elegir de manera correcta el entorno de trabajo más seguro.

CARACTERÍSTICAS DEL APORTE ENERGÉTICO

El aporte de la energía adecuada condiciona también, en gran medida, el resultado final de la depilación láser o ipl. Tras catalogar la piel y considerar otros factores como la zona a tratar, el equipo utilizado y la morfología del pelo, la aplicación del analizador óptico genera las indicaciones convenientes para ajustar la configuración del láser o luz pulsada intensa. Además, durante la sesión, se irán realizando pequeños ajustes que la adecuarán a la tolerancia del individuo en ese momento.

TIPOLOGÍA DE LA SESIÓN

Otro elemento a valorar y decidir es cuál es el tipo de sesión más idónea. Este apartado incluye cuestiones como la correcta elección de la sección del spot de disparo, el solapamiento, el enfriamiento de la piel y la tipología de la sesión (doble o triple, por ejemplo), aspectos todos ellos que inciden sustancialmente en el resultado.

FRECUENCIA ENTRE SESIONES

La última decisión que ha de tomarse es el intervalo temporal entre las sesiones. Al hacerlo hay que arrinconar los criterios comerciales, publicitarios o económicos y centrarse exclusivamente en los razonamientos técnicos, aunque a veces —y solo en apariencia— estos parezcan ir en contra de los intereses del cliente o de la empresa.

Solamente la adecuada y sopesada definición de cada uno de estos factores técnicos, teniendo en consideración los condicionantes personales de cada situación, hacen posible trabajar con garantías para alcanzar los resultados más satisfactorios. Por el contrario, no tomar las decisiones acertadas —o ni siquiera contemplar las circunstancias técnicas y personales concretas— determinará unos resultados inapropiados. En conclusión, y sin lugar a dudas, el criterio, la minuciosidad y el uso de los equipos apropiados permiten controlar los factores que condicionan los resultados de la depilación láser e IPL.

1 comentario
  1. Site
    Site Dice:

    Tras aplicar la sesion de depilacion laser la piel presenta un edema perifolicular o enrojecimiento alrededor de cada foliculo. Esta reaccion es un signo clinico de que la sesion ha sido eficaz y el foliculo se ha eliminado correctamente. El edema perifolicular remite a las pocas horas.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *