Cómo lo hacemos: depilación a demanda

En otros artículos hemos tratado las diferencias entre los distintos sistemas de fotodepilación (láser e ipl). En buena lógica, el sistema de fotodepilación utilizado condiciona ciertos procedimientos de trabajo respecto al número y frecuencia de las sesiones, los parámetros de aplicación, etc. Es más: aun utilizando la misma tecnología, también es posible encontrar diferencias entre unos centros y otros a la hora de plantear el tratamiento.

¿Por qué? La respuesta de cada centro depende de los conocimientos médicos que posee, del conocimiento técnico del sistema, de cómo interactúa con el cuerpo humano y del instrumental y equipamiento de depilación que está utilizando y, cómo no, de la experiencia acumulada que lo avala.

Así, nos podemos encontrar centros que nos hablan de sesiones cada dos meses, cada tres, unas más seguidas, otras menos… Lo cierto es que ni unos ni otros te vamos a ofrecer a priori la solución realmente adaptada a tu caso particular, porque todo va a depender de cómo responda tu cuerpo, de tus ritmos propios de crecimiento del pelo en cada zona, de tus condicionantes hormonales, hereditarios… Es decir, de un conjunto complejo y personal de factores cuya determinación íntegra resulta imposible de antemano.

Con casi diez años de experiencia a fecha de hoy, en Dpila apostamos por un ritmo de sesiones marcado por la evolución de cada individuo; si bien, considerando las distintas fases de crecimiento del pelo y otros factores que no vamos a enumerar ahora, aconsejamos realizar las tres primeras sesiones con un intervalo de un mes y medio entre ellas (la zona facial tiene pautas distintas). A partir de ahí, para obtener unos buenos resultados, entendemos que cada persona ha de adaptar los ritmos de sesiones a su propia naturaleza, por ello basamos la depilación láser en una ‘depilación a demanda’, una solución ad-hoc específica para ti. Pero, ¡atención!, a demanda de tu pelo, no de tu bolsillo (lo que, a la larga, iría en perjuicio de tu economía por estar restando eficacia al tratamiento).

Es decir, de nada sirve esperar mucho tiempo para realizar una sesión con la idea de retrasar su pago, cuando hace días que ha aparecido el vello; ni, una vez realizadas las tres primeras sesiones, invertir en una sesión láser cuando no tienes pelo a la vista. La idea es adaptar el tratamiento al ritmo de resurgimiento de tu vello, el cual dependerá incluso de las zonas a tratar, de tal modo que progresivamente vayamos reduciendo la capacidad de regeneración de cada folículo.

Además, este procedimiento hará que tu inversión económica sea la más eficaz posible para que al cabo de un año cuentes con los resultados deseados. Para ello hemos creado Dpila Omnia, infórmate al respecto.

2 comentarios
  1. BIBIANA MACARULLA
    BIBIANA MACARULLA Dice:

    Buenos días; estoy interesada en un tratamiento para eliminar el bello facial. Deseo recibir más información sobre las zonas dónde se aplica el láser, el importe del paquete omnia. Muchas gracias.

    Responder
    • DPILA
      DPILA Dice:

      Buenos días Bibiana:

      En primer lugar agradecerle la oportunidad que nos ofrece de poder informarle y presentarle nuestros servicios.

      Ciertamente, todo tratamiento facial lleva una serie de recomendaciones y precauciones algo distintas a las del resto de cuerpo. Por la complejidad natural del vello en esta zona conviene llevar un tratamiento especialmente pautado y una cuidada atención a los parámetros de trabajo utilizados.

      Si su intención, tal y como nos indica, es tratarse alguna zona de la cara, le recomendamos la contratación de nuestro Pack Facial en función del número de zonas que desee tratar o bien la contratación directa de nuestro producto “Dpila Omnia”, con el que podrá hacer más cómodo el modo de pago y asegurarse un precio máximo que nunca superará, independientemente del número de sesiones que necesite.

      En cualquier caso sería necesario contactar con nuestro personal, sin ningún tipo de compromiso, para concretar de qué zonas estamos hablando, informarle al respecto de ellas y presentarle el precio que mejor se adapte en función del tratamiento requerido y sus particularidades concretas.

      Es por ello que quedamos a su entera disposición para lo que solicite.

      Atentamente,
      DPILA

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *